Nunca me había detenido a pensar en cómo iba a morir, aunque me habían sobrado lo motivos en lo últimos meses, pero no hubiera imaginado algo parecido a esta situación incluso de haberlo intentado. Con la respiración contenida, contemplé fijamente los ojos ocuros del cazador al otro lado de la gran habitación. Éste me devolvió la mirada complacido. Seguramente, morir en lugar de otra persona, alguien a quien se ama, era una buena forma de acabar. Incluso noble. Cuando la vida te ofrece un sueño que supera con creces de tus expectativas, no es razonable lamentarse de su conclusión. El cazador sonrió de forma amistosa cuando avanzó con aire despreocupado para matarme.


lunes, 25 de octubre de 2010

Maldddddito Gemmmmo#

Eduar-do García.

Nació el 9 de Septiembre del 1935, en Madrid capital. A los 3 años entró a estudiar preescolar a un colegio concetado, en ese colegio llevó a cabo su enseñanza. A la edad de 16 años, en el 1941, le mandaron a hacer la mili a una escuela de toledo. Al principio, se basaba en el apredizaje de usar armas y defenderse. Su primera prueba fue luchar contra los franceses en irlanda, saliendo victoriosos.
Eduardo era muy buen soldado, tanto, que e iban ascensiendo y llegó a ser coronel.
Él pensaba que ser militar era lo mejor que le podía pasar, aunque su padres no opinaban lo mismo, ya que se jugaba la vida en ello.
En el 1972, en una guerra contra Polonia, pisó una mina, la cual acabó con su vida.
-Te quiero mucho, fea, gracias por todo.

2 comentarios:

  1. Jajaja Maldito Coovoo!
    Que biien nos quedó ee...!
    Tequieromuchísimodeverdad:)

    ResponderEliminar